viernes, 4 de marzo de 2011

Preparados para el año electoral en Guatemala.

Época de ofrecimientos y de “amigos” que dan la mano.
En mayo iniciará la contienda electoral; los guatemaltecos tendremos que preparamos mentalmente ante el bombardeo de un sin fín de ofrecimientos de parte de los aspirantes a puestos públicos. La campaña anticipada ya inicio y el Tribunal Supremo Electoral, sigue aplicando sus sanciones simbólicas que a muchos aspirantes les da risa. La verde Verapaz se teñirá de colores pues la publicidad de los diferentes partidos ya se está haciendo ver en todos lados; en los postes, carreteras, los troncos de los arboles, la rocas que están a la orilla de las rutas; todo esto sin importar la contaminación visual y ambiental. Las visitas de los presidenciales también ya inició; ahora casi todos utilizan aeronaves para poder dar cobertura a todo el país. Pero bueno, este es un pequeño entremés de los que se vendrá a partir del mes de mayo. Ojalá se cumpla el pacto de no agresión entre los que integran los partidos que van a participar. Estaremos a la expectativa de los aconteceres de este año electoral.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno de los logotipos que usó es de un partido de México no de Guatemala.

blogsdenelson dijo...

jajaja que chistoso, gracias...lo borraré....

Angel M Tax dijo...

Amigo el logo es la de azul la que hay que borrar y el simbolo es la que se come todos los días con café.
Felicitaciones amigo.
Noticias La Esfinge.

Anónimo dijo...

Ahora sí! Ya estamos con el logo correcto. Gracias por aceptar la observación y sobre todo corregirlo. Saludos cordiales señor Paque. Atentamente un amigo que frecuentemente visita su página.

Nelson Benjamín Pérez Paque. dijo...

A usted las gracias. y sobre todo por tolerar mis metidas de pata...

Anónimo dijo...

Los hechos lo demuestran, hay que tener memoria histórica y no votar por campañas políticas millonarias, ya que estos partidos políticos saquearán las arcas del estado. Es mejor votar por la calidad de las personas y de trabajo; no nos dejemos engañar por un grupo de ladrones que se amparan en la política.