miércoles, 24 de noviembre de 2010

Fallece Padre Raul Soria.

Consternación por su fallecimiento.
La mañana del 23 de noviembre la población cobanera se enteró de la triste noticia del fallecimiento del Padre Raúl Eugenio Soria Willem, de 65 años, originario de San Cristóbal Verapaz. Dejó de existir la madrugada del 23 de noviembre en la ciudad de Guatemala a raíz de una trombosis en un intestino.

A las tres tarde una multitud de fieles católicos lo recibieron con lágrimas en los ojos en la catedral de Cobán. Se preparó un anda especial con cuatro ángeles en cada esquina. A las 7 de la noche ante un lleno total se celebró una misa solemne de cuerpo presente, oficiada por el obispo Gerardo Flores.

Algo sobre su vida y trayectoria sacerdotal.
El padre Raul Eugenio Soria Willem, nació el 27 de septiembre de 1945, se ordenó Sacerdote el 26 de diciembre de 1975, época en que la diócesis de la Verapaz, comenzaba a tomar forma y fuerza como una iglesia nueva. Padre Soria anteriormente perteneció a la Orden Franciscana, realizó sus estudios en España, posteriormente se trasladó a Guatemala a terminar su formación teológica en el seminario mayor. De esa manera fue que se incorporó a la diócesis de la Verapaz.

En los años 70s tuvo a su cargo la parroquia de San Juan Chamelco. Posteriormente en los 80s trabajó en la parroquia de San Cristóbal, su pueblo natal. Finalmente en 1992 fue trasladado a Cobán para hacerse cargo de la Catedral de Santo Domingo de Guzmán.

Años difíciles.
Su estancia en la parroquia de San Cristóbal, correspondió a los años difíciles de la guerra interna. El Obispo Emérito, Gerardo Flores Reyes, manifestó de la ecuanimidad del padre Raúl en aquellos días, indicó que jamás perdió la paz ni el equilibrio de su visión pastoral y supo sobrellevar el drama que se vivió en esos años difíciles.

Padre Soria se definía como un hombre exacto y comprometido en su trabajo, hiso el bien en todo lo que se le encomendó. Fue un hombre de carácter un tanto conservador y dedicado a su trabajo pastoral. La Diócesis de la Verapaz, le agradeció entre otras cosas el haber introducido el movimiento de encuentros matrimoniales.

Dentro del presbiterio de la Verapaz se le recordará como un hombre muy honesto, sincero, franco, capaz de decir la verdad de manera muy directa y sin rodeos, tuvo en muy alta estima a sus amigos, supo crecer junto a un presbiterio diocesano el aumento de filas de sacerdotes jóvenes.

Hace 5 años a raíz de su enfermedad fue necesario un trasplante de hígado. Ese acontecimiento significó para el volver a nacer de nuevo, tuvo más ganas de vivir. Detrás del proceso de su salud ocurrió un proceso de conversión que reforzó en la confianza en Dios y el espíritu de comunión con los hermanos sacerdotes.


LA POBLACIÓN COBANERA ESTÁ CONSTERNADA POR LA PÉRDIDA FÍSICA DE QUIEN SE LLEGÓ A QUERER Y VALORAR, PERO A LA VEZ SE TIENE ALEGRIA PUES SUS SUFRIMIETNOS CESARON, EL YA ESTÁ EN LOS BRAZOS DE DIOS

El día miércoles fueron trasladados sus restos a San Cristóbal Verapaz. En su pueblo natal fue recibido por una gran multitud. A las dos de la tarde se ofició una misa de acción de gracias por estar en los brazos del señor. Posteriormente fue trasladado al cementerio general donde se le dio cristiana sepultura.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

EL PADRE RAUL FUE UNA GRAN PERSONA, SUS CONSEJOS Y ENSEÑANZAS QUEDARAN EN NUESTRA MENTE Y EN NUESTRO DIARIO VIVIR, QUE DIOS LO TENGA EN SU GLORIA. HA PARTIDO FISICAMENTE PERO SI PRESENCIA PERMANECERA EN NUESTRA MENTE Y CORAZON


E.U.Y.I.

EDD dijo...

EL PADRE RAUL FUE UNA GRAN PERSONA, SUS CONSEJOS Y ENSEÑANZAS QUEDARAN EN NUESTRA MENTE Y EN NUESTRO DIARIO VIVIR, QUE DIOS LO TENGA EN SU GLORIA. HA PARTIDO FISICAMENTE PERO SU PRESENCIA PERMANECERA EN NUESTRA MENTE Y CORAZON

Anónimo dijo...

Gracias al padre Soria por sus enseñanzas.

Anónimo dijo...

Agradecemos a Dios por el llamado que hizo a su hijo Padre Raul Soria, muchas gracias por sus consejos y preparación que nos brindó para fortalecer nuestra fe.

Anónimo dijo...

Estube en el seminario Propedeutico de Coban y soy de Santa Rosa y algo grato que me dejo sorprendido era una Humildad Grande y generoso con todos ya que cuando a los seminaristas les correspondia ir a misa a catedral nunca nos dejo ir sin regalar una agua y un pan siempre nos animo a seguir adelante QUE VIVA EL PADRE RAUL SORIA ...........C0BANEROS Y NO COBANEROS SIENTANSE ORGULLOSOS DE SUS SACERDOTES Y ANIMENLOS AL CAMINO DE LA SANTIDAD................

sheila dijo...

que Dios lo perdone por todas las cosas que relizo......
ya que hay cosas que soo el las puede perdonar

Anónimo dijo...

Muchos niños ultrajados por El padre Raúl pero ya está allá donde será juzgado por nuestro señor...